Awonifa

Study the Teaching of Ifa and the Orisha's

OLOKUN (oni-okun, he who owns the sea), “Lord of the Sea,” is the sea-god of the Yorubas. He is one of those who came from the body of yemaya.

As man worships that from which he has most to fear, or from which he hopes to receive the greatest benefits, the inland tribes pay little or no attention to Olokun, who is, however, the chief god of fishermen and of all others whose avocations take them upon the sea. When Olokun is angry he causes the sea to be rough and stirs up a raging surf upon the shore; and it is he who drowns men, upsets boats or canoes, and causes shipwrecks.

Olokun is not the personally divine sea but an anthropomorphic conception. He is of human shape and black in colour, but with long flowing hair, and resides in a vast palace under the sea, where he is served by a number of sea-spirits, some of whom are human in shape, while others partake more or less of the nature of fish. On ordinary occasions animals are sacrificed to Olokun, but when the condition of the surf prevents canoes from putting to sea for many days at a time, In ancient times a human victim was offered to appease him. It is said that such sacrifices have been made in recent times, even at Lagos, by the people of the Isaleko quarter, who are chiefly worshippers of Olokun. The sacrifice was of course secret, and according to native report the canoemen used to watch by night till they caught some solitary wayfarer, whom they gagged and conveyed across the lagoon to the sea-shore, where they struck off his head and threw the body into the surf.

A myth says that Olokun, becoming enraged with mankind on account of their neglect of him, endeavoured to destroy them by overflowing the land; and had drowned large numbers when Obatala interfered to save the remainder, and forced Olokun back to his palace, where he bound him with seven iron chains till he promised to abandon his design. This, perhaps, has reference to some former encroachment of the sea upon the low-lying sandy shores, which are even now liable to be submerged at spring-tides.[1]

Olokun has a wife named Olokun-su, or Elusu, who lives in the harbour bar at Lagos. She is white in colour and human in shape, but is covered with fish-scales from below the breasts to the hips. The fish in the waters of the bar are sacred to her, and should anyone catch them, she takes vengeance by upsetting canoes and drowning the occupants. A man who should be so ill-advised as to attempt to fish on the bar would run a great risk of being thrown overboard by the other canoemen. Olokunsu is an example of a local sea-goddess, originally, as on the Gold Coast at the present day, considered quite independent, being attached to the general god of the sea, and accounted for as belonging to him.

Yoruba Fokelore

Tortoise and the King

One year the Elephant had done a great deal of damage, breaking down the trees, drinking up the water in a time of scarcity, and eating the first tender crops from the fields.

The Kings hunters tried in vain to destroy him, for Elephant knew many charms, and always escaped from their traps.

At last the King offered the hand of his daughter in marriage to anyone who would rid the country of the pest.

Tortoise went to the palace and offered to catch Elephant, and then made his preparations. Outside the town a large pit was dug, and on the top of it was laid a thin platform covered with velvet cloths and leopard-skins, like a throne.

Then Tortoise set off into the forest, accompanied by slaves and drummers. Elephant was very much surprised to see his little friend Tortoise riding in such state, and suspected a trap; but Tortoise said that the old King was dead and the people all wished Elephant to rule over them, because he was the greatest of all animals. When he heard this, Elephant was flattered, and agreed to accompany Tortoise to the town. But when he went up on to the platform to be crowned King, the wood gave way beneath him, and he crashed down into the pit and was speedily slain by the Kings hunters.

All the people rejoiced, and praised the cunning of Tortoise, who went to the palace to receive his bride. But the King refused to give his daughter to such an insignificant creature, and Tortoise determined to have a revenge. When the new crops were just ripening, he called together all the field-mice and elves, and asked them to eat up and carry away the corn. They were only too pleased with the idea, and the farmers in distress found the fields quite bare.

Now there was prospect of a famine in the land, and the King offered the same reward as before to anyone who would rid the country of the pests.

Tortoise once again appeared in the palace and offered his help. The King was eager enough to accept it, but Tortoise cautiously refused to do anything until the Princess became his bride.

The King was thus forced to consent to the marriage, and when it had taken place, Tortoise, true to his word, called together all the mice and elves and showed them a platform loaded with dainty morsels of food. He then addressed them as follows:

The people are so distressed at the damage you have done, that they have prepared this feast for you, and they promise to do the same twice every year, before the harvesting of the first and second crops, if you will agree not to touch the corn in the fields.

The little creatures all consented, and marched in a great crowd to the platform, which they soon cleared.

The King and his people were not very pleased to hear of this arrangement, but they were so afraid of Tortoise that they could not complain, and after that the mice and elves never troubled the country again.

Olofin and the Mouse

A Famous Olofin, or Yoruba King, was once imprisoned by his enemies in a hut without any door or roof-opening, and left to die of starvation.

As he sat gloomily on the ground, the Olofin saw a little mouse running across the hut. He seized his knife, exclaiming: Rather than die of hunger, I will eat this mouse!

But on second thoughts he put away his knife, saying: Why should I kill the mouse? I shall starve later on, just the same.

To his surprise the mouse addressed him in the following words:

Noble King! Greetings to you on your generosity! You have spared my life, and in return I will spare yours.

The mouse then disappeared into a hole in the ground, and returned some time afterwards followed by twenty or thirty other mice, all bearing grains of corn, gari, and small fruits.

For five days they fed him in this manner, and on the sixth day the hut was opened by the Olofins captors, who were astonished to find him still alive and in good health.

This Olofin must have a powerful charm! they declared. It appears that he can live without eating or drinking!

Thereupon they released him, gave him a war-canoe, and let him return in freedom to his own country.

Orisha Herbs

Obatala
Skullcap, Sage, Kola Nut, Basil, Hyssop, Blue Vervain, White Willow, Valerian

Elegua
All Herbs

Oshun
Yellow Dock, Burdock, Cinnamon, Damiana, Anis, Raspberry, Yarrow, Chamomile, Lotus, Uva-Ursi, Buchu, Myrrh, Echinacea

Yemaya
Kelp, Squawvine, Cohosh, Dandelion, Yarrow, Aloe, Spirulina, Mints, Passion Flower, Wild Yam Root

Ogun
Eucalyptus, Alfalfa, Hawthorn, Bloodroot, Parsley, Motherwort, Garlic

Oya
Mullein, Comfrey, Cherrybark, Pleurisy Root, Elecampane, Horehound, Chickweed

Shango
Plantain, Saw Palmetto, Hibiscus, Fo-ti, Sarsaparilla, Nettles, Cayenne

Ifa Related

Los Igbos - The Igbos

Los Igbos

Dentro del oráculo del diloggún, se emplean objetos que son manipulados para obtener las respuestas e indicar si la persona va a recibir un bienestar (iré), o por el contrario, se le esta señalando un mal (osobbo), así como todas las demás preguntas que se realicen. Estos objetos tienen por nombre igbo, es decir, agarre, camino o alternativa.
Existen diferentes clases de igbos, pero los más comunes se han concentrado en cuatro de ellos, como los más utilizados:

Cascarilla (efún). Símbolo de pureza, de paz y bienestar. También se utiliza para marcar larishe o remedio para cualquier osobo. Es utilizada para sacar el iré, para preguntar al pié de quien está y si es yale o cotoyale, también para hablar con Obbatalá. Como contraparte se utiliza el otá o el aye que siempre dan una respuesta negativa (no).

Piedrecilla (otá). Simboliza la inmortalidad, larga vida, ya que proviene de la naturaleza y no se corrompe. Se utiliza junto con la cascarilla para marcar ire y responde en negativo en ese instante. También se utiliza para los demás osogbos.


Caracol de babosa (ayé). Se utiliza para preguntar todo lo relacionado con enfermedades, matrimonios, para hablar con Oshún puesto que fue a ella que orunmila le regalo el caracol, su respuesta es positiva (si), usando como contraparte el otá que como significa vida contestará (no) a las preguntas. En osobo representa enfermedad.

Hueso de chivo (orunkún/egungun). Simboliza la muerte, ya que es lo que queda de nuestro cuerpo después muerto. Se utiliza para preguntar Ikú o cualquier pregunta que se refiera a egungun (espíritus).

También se encuentran los siguientes igbos optativos:

Semilla de guacalote (sesan/osan). Simboliza los hijos, pero también enfermedad, cuando viene osobbo. Generalmente se utiliza para preguntar por los hijos del consultante en particular para el iré omo.

Cabeza de muñeca (ori agbona). Representa la cabeza. Se utiliza para preguntar por la cabeza de la persona.

Pedazo de loza (apadi). Según algunas creencias simboliza: vencimiento, matrimonio y pérdida. También se pregunta con todo lo que tenga que ver con discusiones. En iré, representa el vencimiento del enemigo y en osobbo, perdidas para siempre.

Dos cauríes atados (owo). Simboliza dinero y desenvolvimiento cuando viene en ire. Cuando viene en osobbo: pérdida, pobreza y problemas.


The Igbos

Within the Oracle of the diloggún, use objects that are manipulated to get the answers and to indicate if the person will receive a welfare (go), or on the contrary, are you this pointing out an evil (osobbo), as well as all other questions to carry out. These objects are igbo name, i.e., grip, road or alternative.
There are different kinds of igbos, but commonly have been concentrated in four of them, such as the most frequently used:

Quinine (efún). Symbol of purity, peace and well-being. It is also used to mark larishe or remedy for any osobo. It is used to get the go to ask to the foot who is and if it is yale or cotoyale, also to speak with Obbatalá. As counterpart uses the otá or the aye which always give a negative answer (no).

Pebble (otá). It symbolizes immortality, longevity, and that comes from nature and is not corrupted. Used together with quinine to mark ire and responds in the negative at that moment. It is also used for other osogbos.


Slug snail (Aye). Used to ask everything about diseases, marriages, to talk to since Oshún that was her that orunmila gave her the snail, his response is positive (if), using the otá as a counterpart as it means life will answer (no) questions. Osobo represents disease.

Bone of goat (orunkún/egungun). It symbolizes death, because that is what is left of our later dead body. Used to ask Ikú or any question that relates to egungun (spirits).

Also include the following optional igbos:

Seed of guacalote (sesan / dare). Symbolizes the children, but also disease when it comes osobbo. Usually used to ask for the children of the consultant in particular for the go omo.

Head of wrist (ori agbona). It represents the head. Used to ask for the head of the person.

Piece of earthenware (apadi). According to some beliefs symbolizes: maturity, marriage and loss. She also asked with all that it has to do with discussions. In go, represents the maturity of the enemy and osobbo, lost forever.

Two tied cauríes (biqi). It symbolizes money and development when it comes in ire. When comes in osobbo: loss, poverty and problems.

El Primer Babalawo en Cuba

El primer babalawo que hubo en Cuba fue Addeshina (Obbara Meyi), este nació en
Africa Occidental a principios de los 1800, otros Yorubas compraron su libertad ya que reconocieron su rango de rey, Addeshina significa "Corona abre-camino". Se dice que Addeshina logró tragarselos ikines antes que lo capturaran y los defecó en el barco.Unos años despues de el llego otro babalawo conocido como Ño Carlos Addebí (Ojuani Bocá) que logró su libertad en camaguey gracias a que la apostó a su amo a que le adivinaba a los amigos de su amo y estos quedaron sorprendidos. Lo hizo con el primero okpele que existió en Cuba hecho con una soga de majagua y con cascaras de naranja secas.Addeshina y Addebi se encontraron luego en la Habana, en Guanabacoa. Addeshina le hizo ifá a solo dos personas, una se fue para estados unidos y no se conoce su nombre y el otro fue Bernardo Rojas (Irete Tendi). Bernardo cuidó a Addeshina hasta su muerte, y junto a el aprendio todo lo de ifá.De Bernardo Rojas surge la rama mas grande de babalawos de Cuba. Bernardo fue el que mas ahijados consagró. El otro gran pilar fue la rama de Taita Gaitán (Oggunda fun), nacido en matanzas, su padrino fue otro babalawo traido como esclavo llamado Lugery (Oyekun Meyi) que regresó a Nigeria y allá murió, pero antes de irse mandó a Taita Gaitán con su hermano de consagracion que estaba en Matanzas, llamado Ño Cárdenas, que nunca consagró a nadie pero leenseñó todo a Taita Gaitán. Y otra rama famosa fue la de Asunción Villalonga.El primero criollo que se hizo Ifá en Cuba se llamó Cornelio Vidal y de el surge otra rama.Todas estas ramas al final se cruzaron una con otras. Nuestros mayores en ifa en Cuba son Addeshina (Obbara meyi), Addebí (Ojuani Bocá), Bernabé Menocal, Babel Babá Ejiogbe (Ifá Lolá), Taita Gaitán (Oggunda fun), Bernardo Rojas (Irete Tendi), Cornelio Vidal, Asuncion Villalonga, Guillermo Castro, Alfredo Rivero, Joaquin Salazar (Osá Forbeyo), Ramon Febles (Ogbe tua), Panchito Febles (Otura Niko), Miguel Febles ( Odi Ka ), Sevilla Baró (Oshe Yekun), el Chino Poey (Oshe Paure), Felix el Negro (Osa Rete) y Andres Bombalier (Oggunda Biode) .

adechina remigio herrera

La Historia De La Letra del Ano

Historia de la Ceremonia de la Letra del Año


La Ceremonia de la Letra del Año es el evento religioso más importante que se lleva a cabo por los Babalawos, tanto en Cuba como en Nigeria, aunque en fechas diferentes, por lo que debe ser del conocimiento de todas las personas que se preocupan por la cultura Yoruba.

No cuestionamos, ni cuestionaremos jamás lo que hacen los hermanos de las diferentes ramas religiosas dentro de su Ilé Osha, tanto en Cuba como en el mundo; pues merecen todo respeto y consideración hacia la identidad y diferenciación que puedan tener según sus códigos culturales.

Cuba es el territorio donde mejor se conservan las tradiciones culturales de esta religión que nos fuera legada por nuestros ancestros esclavos traídos desde África a finales del siglo XVIII. Esto se debe en gran medida a los esclavos pertenecientes a la etnia Yoruba, en específico los de las religiones de los Orishas e Ifá. En nuestro país esta religión es considerada como Religión Cubana de Origen Africano teniendo en cuenta, a través de la historia, los elementos tradicionales rescatados por nuestra población religiosa; elementos que han sido conservados y revitalizados y que por su apego popular han llegado a formar parte de nuestra cultura y de nuestra identidad nacional.

Esta religión, como la vida ha demostrado, se ha trasladado desde Cuba a cualquier región o país del mundo, de una forma natural y espontánea sin perjudicar la religión en general. Por el contrario, ha tenido un intercambio que le da riqueza a la religión y a la cultura, pues exportar una tradición como esta que se caracteriza por no hacer proselitismo "la convertirá en la religión del Siglo XXI", como expresara el Prof. Wande Abimbola (AWISE ABAGE, Inspector general de la religión Yoruba en el mundo), expresión con la que estamos completamente de acuerdo.

Nuestra Institución ha estado luchando desde hace muchos años por la unidad de todos los practicantes de la Regla Osha e Ifá del mundo en los aspectos más importantes y generales donde la Letra del Año tiene un papel fundamental.

En cuanto a este último aspecto hemos tratado de unificar a todos los religiosos sin lograr hasta el presente un resultado final. Esto es debido a que los patrones de cada practicante en ocasiones se vuelven absolutistas y es posible que no se haya pensado en que al rechazar la unificación y no tomar una decisión positiva no se hayan tenido en cuenta las dificultades que ocasionan. Y no sólo atañen a una persona, a un grupo institucional o familiar, sino que se daña una religión que nos fue legada por nuestros antepasados y forma parte del patrimonio que debemos respetar y preservar seriamente.

Se ha tratado de hacer un trabajo de unificación para llegar a un consenso en cuanto a la Letra del Año. Nos referimos a un sistema adivinatorio de probabilidades y es por esta razón que cada ceremonia da por resultado la regencia de distintos Orishas y odun en el año. Las personas, creyentes y no creyentes, se ven confundidas, no saben en quien creer, ni por cual letra regirse. Lo que hace que pierda credibilidad, prestigio y se considere que a nuestra religión le falta seriedad, respeto y la unión por la que luchamos.

Historia
Desde sus inicios las investigaciones cuentan que la Letra del Año comenzó a sacarse a finales del siglo XIX, sin poder precisar la fecha exacta. Por datos y documentos se nos revela que Babalawos procedentes de las diferentes ramas religiosas existentes en el país comenzaron a reunirse para efectuar con todo rigor las ceremonias establecidas, que concluían el primero de enero con la apertura del la Letra del Año.


A través del Oráculo de Ifá se daban a conocer las orientaciones y recomendaciones que debían cumplirse durante ese año, con el fin de evitar o vencer los obstáculos y las dificultades. Por esta razón la primera Letra del Año que se realizó en Cuba la efectuó el Babalawo Remigio Herrera, Obara Meyi, Adeshina, de origen africano, apoyado fundamentalmente en cinco de sus ahijados, a saber:

Marcos García Ifalola Baba Ejiogbe
Oluguere   Oyeku meji
Eulogio Rodríguez Tata Gaitán Ogundafun
José Carmen Batista   Obeweñe
Salvador Montalvo   Okaran Meji
Bernardo Rojas   Ireteuntendi

Es bueno señalar que algunos de los ahijados de Adeshina tenían como Oyurbona a Oluguere que era también de origen africano.

En el año 1902, por problemas de salud de Adeshina, Tata Gaitán asume la responsabilidad de la Letra del Año apoyado por los Babalawos antes mencionados y participando además:

SecundinoCrucet Osaloforbeyo
Bernabé Menocal Baba Ejiogbe
Quintín Lecón García Oturaniko
José Asunción Villalonga Ogundamasa


Igualmente contó con la participación de casi todos los Babalawos de esos tiempos. Aunque la ceremonia siempre se realizaba con la mayor discreción posible y en privado; ya que en el gobierno imperante, todo este tipo de prácticas de creencias africanas estaban consideradas como un delito común dentro del código penal. Por esta razón en algún que otro año se trató de disminuir la participación masiva de Babalawos y se invitaban a los jefes de familia con sólo uno de sus ahijados.


El 9 de mayo de 1959 fallece Bernardo Rojas y su sucesor, el Dr. José Herrera, hereda las deidades de Adeshina y la responsabilidad de la Letra del Año. Tomando en consideración que Joaquín Salazar era el Babalawo mayor y Obá de la rama, el Dr. Herrera le cede la dirección de la apertura del año; llevándose a cabo con la misma efectividad y rigor religioso que las anteriores ceremonias correspondientes a la Letra del Año.

Las actividades en estos años fueron realizadas bajo la dirección de Joaquín Salazar y la rama Adeshina, representada por el Dr. José Herrera.

Posteriormente Joaquín Salazar y otros mayores se dieron a la tarea de reorganizar nuevamente las ramas tradicionales existentes. De esta forma se volvió a ampliar la participación en la Letra del Año a todos los Babalawos. Es así como fueron llamadas, entre otras, las ramas que siguen a continuación:

Rama Nombre Signo Representación Signo Ifabi
Francisco Villalonga Ogunda Kete Ángel Villalonga Ogundaleni
Adeshina Remigio Herrera Obara Meji Fernando Molina Baba Eyiogbe
Ño Karlo Adebi Ojuani Boka Ángel Padrón Baba Eyiogbe
Pericón Pérez Ogbe Yono Alejandro Domínguez Osa Guleya



La letra que se interpreta en la ACYC hace ya algunos años, es la realizada por los Babalawos del país con mayor cantidad de años de iniciados y que desde su comienzo lo han hecho de forma ininterrumpida hasta la actualidad.

Las ramas más tradicionales del siglo XIX y del comienzo del XX estuvieron dirigidas por Babalawos africanos que después delegaron esta responsabilidad en sus sucesores cubanos.

No pretendemos centrar ni establecer tradiciones, sino defender la legitimidad de las ya existentes, transmitidas de generación en generación.

Nos satisface sobremanera que la Santería, "Regla Osha e Ifá, fructifiquen en cualquier territorio del mundo, con la misma fuerza que lo han hecho otras Religiones Cubanas de Origen Africano, que son las que hoy constituyen su fortaleza, como son por citar algunas, el vodú y el palo monte, siempre y cuando no exista en su trasfondo una base de proselitismo y el ánimo de lucro y comercialización.

Aprovechamos la oportunidad para dar a conocer nuestra inconformidad con el sacrificio público de animales, que realizan muchas personas en cualquier latitud en distintos festivales, eventos, espectáculos, videos etc., por una razón muy sencilla pero fundamental, no creemos que para llevar a cabo estos menesteres públicos de envergadura sea necesario llegar al sacrificio de animales, máxime cuando nuestra religión cuenta con tantas bellas manifestaciones y expresiones culturales posibles de exhibir..

Somos de la opinión que aquellos que se han prestado para ofrecer este tipo de actividades, no tienen bien definida su religiosidad, pues debemos tener muy presente que no todos los elementos de la cultura y la religión de un pueblo son comercializables, así como que no todos los habitantes del planeta deben tolerar la realización de un tipo de espectáculo de esta envergadura, pues su visión sobre esta cuestión es bien diferente y en ocasiones muchos son afiliados de asociaciones protectoras de animales, lo que conlleva a que su opinión sobre estos actos sea denigratoria, lo que en lugar de enriquecer nuestra cultura la lleva a su detrimento.

La Historia de la humanidad refiere, que todas las religiones en sus inicios sacrificaban seres humanos, pasando posteriormente de acuerdo a su mitología y patrones al sacrificio de animales, los que posteriormente fueron sustituidos por algún elemento que suplantara este sacrificio, no siendo el caso de las religiones de origen africano que hasta nuestros días siguen utilizando en su ceremonial secreto el sacrificio de animales.

Muchas son las personas que equivocadamente o erradas se aprovechan ahora de la popularidad que ha adquirido esta religión en Cuba y nos atrevemos a decir que en el mundo, para utilizarla como medio de lucro y de enriquecimiento, cuando anteriormente estás mismas personas la consideraban como cosas de negros, de personas atrasadas y de oscurantismo.

Sepan que le reservamos gran respeto a todas las religiones con las que cuenta la humanidad, que no nos preocupa que alguien que no se respete, hable mal de otra religión para que la suya prevalezca, al contrario nos da pena de que alguien tenga que utilizar este medio para que su religión florezca pues eso deja mucho que desear y se puede interpretar que su religión no está lo suficientemente fuerte ni tiene principios sólidos que sustentar.

El respeto es la base de la vida y cada persona es libre de escoger su credo y su línea a seguir ya que entre los seres humanos debe primar el respeto y no el intrusismo en la vida de cualquier semejante sea profesional o no, y en mayor medida si se trata de su fe religiosa.

Somos creyentes de una de las religiones más antiguas con las que cuenta la humanidad, ya que hoy en día se conoce que el lugar donde hubo vida humana por primera vez en la existencia de la humanidad fue en el continente africano y precisamente en la ciudad sagrada de los Yoruba (Ilé Ifé), procuraremos que esta no sea manipulada y ni sea objeto de espectáculo sólo porque a algunos les interese hacerlo.


JUNTA DIRECTIVA ASOCIACIÓN CULTURAL YORUBA DE CUBA

This article is reprinted with the permission of the Cuban Yoruba Cultura Association.
I invite you to visit their website directly at CubaYoruba